Canciones - Coro
Eucaristía 11:30 Cuaresma

Entrada:

Antes, cuando no escuchaba tu voz

Yo no sabía ni comprendía que era amar

Ahora al conocerte comprendí

Que tú, mi dios, estabas aquí

Ahora comprendo que me amas y nunca me

olvidas me muestras la

senda cuando estoy perdida por otros caminos

me alejo de ti

luz que me guía en la noche y alumbra mis

pasos cayado de acero en que apoyo mi brazo

pues solo contigo recobro vigor

 

Santo:

Santo, Santo, Santo,

los cielos te proclaman.

Santo, Santo, Santo

es nuestro Rey Yavéh.

Santo, Santo, Santo,

el que nos redime,

porque mi Dios es Santo,

la tierra llena de su gloria es. BIS

CIELO Y TIERRA PASARÁN,

MAS TUS PALABRAS NO PASARÁN. BIS

NO, NO, NO PASARÁN (BIS)

Bendito el que viene

en nombre del Señor,

da gloria a Jesucristo,

el Hijo de David.

Hosanna en las alturas

a nuestro Salvador.

Bendito en el viene

En el nombre del Señor. BIS

CIELO Y TIERRA PASARÁN,

MAS TUS PALABRAS NO PASARÁN. BIS

NO, NO, NO PASARÁN (BIS)

 

Comunión:

Cuanto he esperado este momento,

Cuanto he esperado que estuvieras así,

Cuanto he esperado que me hablaras,

Cuanto he esperado que vinieras a mí,

Yo sé bien lo que has vivido,

Yo sé bien lo que has llorado,

Yo sé bien lo que has sufrido,

Pues de tu lado no me he ido.

Pues nadie te ama como yo

Pues nadie te ama como yo

Mira la cruz,

Esa es mi más grande prueba,

Nadie te ama como yo

Pues nadie te ama como yo

Pues nadie te ama como yo

Mira la cruz, fue por ti, fue porque te amo,

Nadie te ama como yo.

Yo sé bien lo que me dices,

Aunque a veces no me hables,

Yo sé bien lo que en ti sientes

aunque nunca lo compartes,

Yo a tu lado he caminado.

Junto a ti yo siempre he ido,

Aun a veces te he cargado,

Yo he sido tu mejor amigo.

Pues nadie te ama como yo

Pues nadie te ama como yo

Mira la cruz,

Esa es mi más grande prueba,

Nadie te ama como yo

Pues nadie te ama como yo

Pues nadie te ama como yo

Mira la cruz, fue por ti, fue porque te amo,

Nadie te ama como yo.

 

Acción de Gracias:

Nadie me ha mirado así,

sin fijarse en mi miseria.

Nadie me ha mirado así,

nadie jamás, nadie jamás.

Nadie me ha buscado así,

nadie dio por mí su vida.

Nadie me ha buscado así,

nadie jamás, nadie jamás.

Oh mi Dios

Tú has borrado mi pecado

y de mi debilidad

Tú te has enamorado,

oh, nadie me ha mirado así.

 

Salida:

No adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

No adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

No adoréis a nadie, a nadie más,

No adoréis a nadie, a nadie más,

No adoréis a nadie, a nadie más que a Él.